Nací en Milán en 1976 , donde estudié filología griega y latina. Después (mucho después) me mudé a España. Ahora vivo en Mataró, a media hora de Barcelona cuando el tren no se estropea.

Me encantan los libros, las palabras y las imágenes y sufro de una notable dispersión cultural que me obliga a cotillear en todos los ámbitos de la literatura (y del cine y de la televisión y de la pintura…).

Desde hace ya tres años he abierto A buen paso, una editorial de libros ilustrados. Primero pensé en llamar A buen paso algo así como A la pata coja pero al final, en un alarde de optimismo, mantuve el nombre original. Mis libros son producto de mi personalidad maniática, de mi obsesión por las asociaciones imposibles, de mis múltiples preocupaciones estilísticas y vitales. Me gusta ver, conocer, preguntar e indagar en eso tan trillado de la experiencia individual. Los mejores libros vienen de ahí: de la suma del talento artístico y de la implicación de sus autores en busca de la belleza. Cuando no sale bien es culpa mía, cuando sale bien el mérito es suyo.